Vacunas Vs. Coronavirus. El recorrido desde los laboratorios hasta la inyección en tu brazo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Las vacunas son la herramienta más exitosa para prevenir y controlar enfermedades infecciosas. Se ha demostrado a lo largo de la historia, que se pueden prevenir millones de enfermedades y muertes cada vez que alcanzan a una mayor población.

Desde las distintas organizaciones de salud se ha promovido (incluso en este período de pandemia) la inmunización para erradicar otras enfermedades infecciosas como la neumonía, poliomielitis, difteria, sarampión, entre otras. 

La pandemia que vivimos actualmente no escapa de esta posibilidad. La meta de conseguir una vacuna que nos proteja de la COVID-19 puede estar cerca.

Pero te preguntarás ¿por qué han tardado tanto en descubrir esta vacuna? 

En este artículo conversaremos sobre cuáles son los retos que debe cumplir una vacuna para poder llegar a ser una inyección en tu brazo, cuáles son los avances que existen y la importancia que tienen las vacunas en la salud.

¿Qué son las vacunas y cuál es su importancia? 

Al colocarte una vacuna, se te está administrando una preparación con microorganismos inactivados, muertos o partes del mismo, por lo que tu cuerpo, al sentirse invadido por este agente infeccioso, se empieza a preparar y a generar las líneas de defensa para atacar a ese agente (que se encuentra inofensivo en la vacuna). Como resultado final tu cuerpo ha creado una defensa propia que, al momento de tener contacto con el virus, está en la capacidad de combatirlo eficazmente.

En la actualidad la inmunización ha erradicado múltiples enfermedades mortales y ha disminuido el número de infecciones, específicamente en niños, pero también en adolescentes y adultos mayores ya que su efecto no solo te protege a ti, sino a las pocas personas a tu alrededor que pudieran no estar vacunadas.

Las vacunas componen la mejor forma de prevenir algunas enfermedades y cada año, salvan millones de vidas. No vacunarse es una decisión que pone en riesgo tu salud y a quienes te rodean, por esto te recordamos que es importante cumplir la inmunización adecuada.

Etapas para aprobar una vacuna

Es importante saber que para que puedas usar un medicamento, debe pasar por distintas pruebas científicas que van a garantizar que este sea seguro y eficiente para la enfermedad, y en el caso de las vacunas, para prevenir la infección del virus o bacteria.

Todas las pruebas cumplen una función de gran valor, ya que esta es la única forma de asegurar que el medicamento no es riesgoso para ti, cumple su función y que el beneficio que va a traer es mayor a la posibilidad de aparición de efectos adversos.

Estas pruebas se dividen en varias etapas que brevemente las describiré para ti:

  • Ensayos preclínicos: Consiste en probar las vacunas en animales de experimentación y comprobar si esta genera inmunidad en ellos.
  • Fase I: En esta fase se evalúa si la vacuna es segura en humanos, además también se prueba un rango de dosis para encontrar la más segura. Para estos ensayos se estudian menos de 100 voluntarios.
  • Fase II: En esta fase se evalúa si la vacuna es segura y eficaz en un grupo de voluntarios más grande de diferentes edades, desde niños hasta ancianos. Se prueba en más de 100 voluntarios.
  • Fase III: El objetivo de esta fase es verificar si los vacunados cuando se exponen al virus previene la infección de forma  eficaz en un grupo más grande de voluntarios, se realiza con más de 1000 voluntarios de distintas edades, grupos étnicos y con otras enfermedades, a los cuales a un grupo se les administra la vacuna y a otro grupo un placebo.
  • Aprobación: El organismo regulador del estado revisa los registros y resultados de los estudios de todas las fases de forma minuciosa y detallada, luego decide si autorizar o no la comercialización de la vacuna.
  • Fase IV: Se le conoce como los estudios post-comercialización o de farmacovigilancia, donde se vigila constantemente la seguridad del medicamento principalmente con los reportes de efectos adversos que pudieran aparecer luego de su uso.

Una de las estrategias que se está realizando durante la pandemia es la de Fases combinadas, en la que se realizan varias fases al mismo tiempo (luego de que se demuestra que es seguro) y así no esperar aprobar una para pasar a la siguiente.

Normalmente para un medicamento común desde su descubrimiento hasta su comercialización, puede tardar un aproximado de 9 a 10 años, o incluso más. Sin embargo, en la situación de pandemia todo el equipo científico de salud está haciendo el máximo esfuerzo para realizar los estudios de forma acelerada, precisa y tenerla lo más rápido posible.

Principales vacunas que se están investigando para la COVID-19 

Principales vacunas que se están investigando para la COVID-19

Actualmente se están realizando ensayos para más de 160 posibles vacunas contra el SARS-CoV-2, el virus que produce la COVID-19, de las cuales 28 se están probando en humanos. Dentro de las más adelantadas están:

Moderna – NIH (National Institutes of Health): (E.E.U.U.)

La vacuna se encuentra en Fase III, fue la primera en probarse en humanos y ha mostrado resultados prometedores, se trata de una vacuna de tipo ARN mensajero (mARN).

BioNTech – Pfizer – Fosun Pharma (Alemania – E.E.U.U – China)

La vacuna que están desarrollando es de tipo mARN, actualmente en Fases II/III Combinada. Los voluntarios mostraron producción de anticuerpos y de células T, otro tipo de defensa contra el virus. Los estudios se realizarán en Alemania, Estados Unidos, Brasil y Argentina.

AstraZeneca – University of Oxford (Reino Unido – Suecia)

La vacuna contiene un adenovirus proveniente de chimpancés, el virus ChAdOx1 ha presentado resultados prometedores, se encuentra en Fases II/III Combinada. Este proyecto ha recibido un gran financiamiento y se pronostica que para octubre se produzcan las primeras vacunas de emergencia. 

Sinovac y Sinopharm (China)

Ambas compañías chinas privada y estatal respectivamente se encuentran en Fase III, está compuesta por el virus inactivado y se espera tener los estudios listos a finales de año.

CanSinoBio (China)

La vacuna se basa en un adenovirus llamado Ad5 y se encuentra en estudios de Fase II, sin embargo esta ya fue aprobada sólo para los cuerpos militares chinos bajo el concepto de “medicamento especialmente necesitado”.

Panoramas ¿qué podemos esperar?

Específicamente las vacunas al ser productos biológicos, pueden tardar más de una década o incluso dos para ser usadas como es el caso de la vacuna de la Varicela que tardó 28 años para salir al mercado.

Es importante tener en cuenta que aprobar una vacuna nueva es un proceso largo y normalmente ese camino aparecen problemas como la falta de efectividad o la aparición de muchos efectos adversos, esto hace que algunos estudios fracasen por lo que sólo menos del 10% logran los resultados para ser aprobadas.

Por esta razón, la investigación y desarrollo de distintas posibles vacunas aumenta la posibilidad de encontrar la mejor en el menor tiempo.

Específicamente las vacunas al ser productos biológicos, pueden tardar más de una década o incluso dos para ser usadas como es el caso de la vacuna de la Varicela que tardó 28 años para salir al mercado.

La meta de la vacuna de la COVID-19 para este año puede sonar ambiciosa frente a esta realidad, sin embargo gracias a los avances tecnológicos y a la gran inversión económica, tenemos un panorama más optimista.

Una de las estrategias para lograr tener la vacuna en poco tiempo o la llamada “velocidad pandémica”, es usando las Fases Combinadas optimizando el tiempo de los estudios clínicos que normalmente tardan años para pasar de una a otra.

Otro factor que existe es la capacidad de producción. Producir las millones de vacunas que se necesitan en tiempo récord requieren unas condiciones especiales, infraestructura, tecnología biológica de punta y materias primas especiales. Todo esto se ha empezado a planificar para tener a tiempo la capacidad de producción necesaria.

Además, si los ensayos de las vacunas tipo mARN son exitosos, sería la primera vacuna con esta tecnología creada para uso humano, esto además de ser un avance para la medicina moderna, pudiera acelerar el tiempo de producción ya que es más sencilla que el resto y requeriría una cantidad mínima de mARN por inyección.

La vacuna contra la COVID-19 será la clave para la lucha contra esta enfermedad, sin embargo, los científicos siguen aprendiendo, estudiando el virus y sus posibles tratamientos.

Mientras todo esto ocurre, te invito a concientizar y seguir cuidándote, cumpliendo las normas de distanciamiento social, evitar aglomeraciones de personas, seguir las normas de higiene, el uso correcto de la mascarilla y el lavado de manos. 

También te recuerdo evitar la automedicación, en caso de presentar algún síntoma o tener sospecha de infección, acude al establecimiento médico más cercano. ¡De esta forma estarás seguro y protegido!

Si te ha gustado nuestro contenido, ayúdanos a compartirlo en redes sociales y suscríbete a nuestro newsletter. También puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @pharmaweb_ve

Recibe las últimas noticias

Suscribete a nuestro Newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales:

Comparte este post en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Te puede interesar

Deja un comentario