¿Cómo el consumo de sodio afecta nuestra salud?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Aunque es cierto que las causas de estas enfermedades son diversas, se ha concluido que llevar un estilo de vida sedentario y una dieta con un alto contenido de grasas, azúcares y sal son factores de riesgo para padecer estas enfermedades. 

En este post te explico la relación que existe entre el alto consumo de sodio y las enfermedades cardiovasculares (ECV); además, te dejo algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta para reducir el consumo de sodio y así disminuir las probabilidades de padecer alguna enfermedad cardiovascular. 

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares se definen como todos aquellos trastornos que involucran al corazón y los vasos sanguíneos. A continuación te menciono algunas de las enfermedades cardiovasculares (ECV) que tienen mayor prevalencia: 

  • La cardiopatía coronaria, es la forma más común de enfermedad cardíaca, que sucede cuando se acumula grasa en las arterias formando una placa que disminuye el diámetro del vaso sanguíneo, y por lo tanto, dificulta el paso de sangre hacia el corazón. Una arteria que está obstruida puede derivar en un ataque cardíaco o lo que se conoce como infarto del miocardio. Con el tiempo, esto puede causar debilidad del miocardio que se refleja en insuficiencia cardíaca o arritmias. 
  • Ahora bien, la insuficiencia cardíaca ocurre cuando los músculos del corazón (específicamente el miocardio) se ponen rígidos o se debilitan y así no es capaz de bombear suficiente sangre oxigenada.
  • También tenemos, la presión arterial alta o hipertensión, es una de las enfermedades cardiovasculares de mayor prevalencia en el mundo y puede generar otros problemas como ataque cardíaco, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca. Consiste en un aumento prolongado de las cifras de tensión arterial sistólica y diastólica, que puede ser causado por diferentes factores

¿Cuál es la relación que existe entre el consumo de sodio y la presión arterial?

Como te podrás imaginar, las enfermedades cardiovasculares poseen una de las tasas de morbilidad más alta del mundo; por lo cual, es importante mantener un estilo de vida saludable para prevenir estas enfermedades y evitar complicaciones de salud a mediano y largo plazo. 

La dieta es un factor importante que podemos modificar para reducir los valores de presión arterial pero ¿Cómo lo hacemos? Bueno, disminuir el consumo de sal en nuestra dieta puede ser un buen inicio. 

Sí, la sal de mesa que utilizamos para sazonar nuestras comidas guarda una estrecha relación con los valores de presión arterial, a continuación te lo voy a explicar  con mayor detalle. 

Relación entre el consumo de sodio y las enfermedades cardiovasculares 

El sodio es un mineral fundamental para el funcionamiento de nuestro organismo, ya que posee importantes funciones como la de mantener el correcto funcionamiento de los nervios y los músculos, además de regular el equilibrio entre los líquidos de nuestro cuerpo. 

¿Sabías que la principal fuente de consumo de sodio es en forma de sal? Sí, la sal común o sal de mesa, está compuesta por cloruro y sodio. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayor cantidad de sal que ingerimos en nuestra dieta proviene de los alimentos procesados. 

Por esta razón, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) establecieron que alimentos como el pan, la pizza, el queso, las carnes, embutidos, papas fritas, galletas saladas, entre otros, proveen aproximadamente el 70% de la sal que consumimos en la dieta. 

El excesivo consumo de sal en las papas fritas, puede afectar a las enfermedades cardiovasculares.

¿Qué tiene que ver el sodio con las enfermedades cardiovasculares?

El sodio es un mineral que tiene afinidad por el agua; por lo tanto, si tenemos altas concentraciones de sodio en la sangre, será mayor la cantidad de agua que habrá en los vasos sanguíneos y como consecuencia, aumentará la presión arterial. 

Sabemos que si la presión arterial se mantiene alta por periodos de tiempo prolongados puede derivar en procesos más complicados como un accidente cerebrovascular (ACV) o un ataque cardíaco. Es por ello que la OMS recomienda reducir la ingesta de sodio en adultos a un máximo de 5 gramos de sal por día (equivalente a menos de 2.300mg de sodio), lo que equivale aproximadamente a una cucharadita, esto en personas que no padecen de patologías cardiovasculares. 

En el caso de los pacientes diagnosticados con hipertensión arterial u otra enfermedad cardiovascular, se recomienda reducir la ingesta de sodio en la dieta a menos de 1.500mg de sodio por día, lo que equivale a media cucharadita de sal de mesa. En este sentido, te recomendamos la dieta DASH, que tiene como finalidad reducir las cifras de presión arterial disminuyendo la ingesta de sal, y aumentando el consumo de frutas, vegetales y proteínas magras. 

¡La Sal de mesa no es la única fuente de sodio!

El sodio no se encuentra únicamente en la sal común que utilizamos para sazonar las comidas, también se puede encontrar en una gran variedad de productos, incluidas las bebidas procesadas, los productos envasados y los medicamentos. Por tal motivo, los pacientes diagnosticados con hipertensión arterial deben tener especial cuidado con los alimentos y medicamentos que consumen durante el día. 

Hay medicamentos poseen pequeñas cantidades de sodio en su formulación por los excipientes que se utilizan para su fabricación, aún cuando la sal del fármaco no sea sódica. Sin embargo, otros medicamentos pueden contener grandes cantidades de sodio, por esta razón los pacientes hipertensos o con alguna enfermedad cardiovascular deben consumirlos con sumo cuidado. Algunos medicamentos que contienen concentraciones de sodio importante son: los medicamentos efervescentes o los analgesicos como el diclofenac sodico. 

La cantidad de sodio ingerida con los medicamentos resulta muy pequeña en comparación con la que se ingiere en la dieta, sin embargo, debe tomarse en cuenta al momento de contabilizar el sodio total ingerido durante el día.  

La sal común o sal de mesa, está compuesta por cloruro y sodio,

¿Cómo podemos disminuir el consumo de sodio y regular las concentraciones en nuestro organismo?

Ya que conocemos como el consumo de sodio puede afectar la presión arterial y al desarrollo de otras enfermedades cardiovasculares, quiero brindarte algunas recomendaciones para que puedas reducir el consumo de sodio en tu día:

  • Fijarse en la Información Nutricional de los productos que consumes: ¡Leer y comparar las etiquetas de los productos que consumas! Para no sobrepasar el límite diario permitido de sodio, de unos 2.300mg por día (en pacientes hipertensos, la recomendación es de menos de 1.500mg de sodio por día).
  • Consumir productos naturales y frescos: Es preferible comprar carnes, aves, pescados y mariscos frescos o en caso de que sean envasados, revisar si se le ha añadido sodio como preservante. Por favor, recuerda leer las etiquetas de tus productos. 
  • Prepara tu propia comida: Evitar productos envasados y procesados como salsas y productos instantáneos que generalmente poseen alto contenido de sodio. 
  • Sazonar la comida sin sal y aderezos sin sodio: Intenta darle sabor a tus comidas sin agregar sal y/o salsas (salsa de soya, salsa inglesa o salsa de ajo). Anímate a darle sabor a tus comidas con hierbas aromáticas, aderezos bajos en sodio y jugos naturales como el del limón o la naranja. 
  • Seleccionar los contornos y snacks bajo en sodio: Elige tus snacks y condimentos que sean bajos en sodio, como papitas fritas sin sal añadida.
  • No todo se basa en la dieta: Recuerda incluir actividad física en tu rutina diaria, ejercicios de estimulación cardiovascular te ayudarán a obtener mejores resultados.

Si tienes alguna duda, recuerda que puedes recurrir a tu farmacéutico y solicitar más información y consejos para disminuir tu consumo de sodio.

En Pharmaweb queremos invitarte a llevar un estilo de vida más saludable, recuerda que si disminuimos el consumo de sodio de manera consciente estaremos contribuyendo a la prevención de las enfermedades cardiovasculares. ¡Comienza a hacer pequeños cambios y nos cuentas tu experiencia!

Si te ha gustado nuestro contenido, ayúdanos a compartirlo en redes sociales y suscríbete a nuestro newsletter. También puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @pharmaweb_ve

Recibe las últimas noticias

Suscribete a nuestro Newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales:

Comparte este post en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Te puede interesar

Deja un comentario